Etiqueta: Leyenda

Gloria para un grande de la F1

Gloria para un grande de la F1

Schumacher se despide entre la estima de la afición y el desprecio de los pilotos de f1, quienes no piensan igual que los aficionados, y sólo ofrecen rechazo al gran campeón de éste deporte que es la F1.

No hay duda de que con el adiós de Michael Schumacher la F1 pierde a su piloto estadísticamente más grande. Sus récords en la f1 quedarán para siempre (7 coronas,91 victorias, 154 podios, 68 poles…),pero no le será fácil desprenderse del sambenito de piloto de f1 arrogante e irrespetuoso con las más elementales normas de deportividad.

Han sido 16 años en el gran circo de f1, desde que en 1991 debutó con un Jordan en el GP de Bélgica de f1, marcados tanto por la grandeza de sus resultados como por la leyenda negra de ser uno de los pilotos más sucios de la f1. Pese a sus logros, en su gremio muy pocos consideran hoy a Schumacher un mito a la altura del malogrado Ayrton Senna.

“No sé si la F1 me echará de menos, es demasiado pronto para contestar eso”, decía Schumi tras su última carrerade f1. “No he tenido tiempo de pensarlo”. Otros ya lo han pensado por él. Y muchas voces coinciden: “No considero a Michael el más grande piloto de f1 de todos los tiempos, pero ha tenido el gran don de conducir siempre para el equipo ganador”, dice el tri campeón Jackie Stewart. “La retirada de Schumi no es comparable a la de Senna porque el brasileño tenía más seguidores y era más carismático.

Su adiós no será una tragedia”,apunta Bernie Ecclestone, el patrón de la F1. Seguir leyendo “Gloria para un grande de la F1”

La historia del grand slam Roland Garros

La historia del grand slam Roland Garros

Historia, tradición, el paraje incomparable de la urbe de París… Roland Garros es uno de los campeonatos más singulares y reputados del circuito, mas asimismo un torneo maldito para ciertos jugadores de este deporte que es el tenis.

Y es que grandes leyendas del tenis como Jimmy Connors, John McEnroe, Boris Becker o bien Pete Sampras se retiraron con ese lunar en su refulgente palmarés: no haber triunfado sobre la arcilla parisina, el gran Roland Garros. No fue así para españoles como Rafa Nadal, de quien hablaremos más tarde.

Connors ganó más mil doscientos cincuenta partidos y 8 Grand Slams de tenis, mas en sus trece participaciones en Roland Garros no pasó de semifinales. Idéntico caso es el Boris Becker, que lo más cerca de la final que estuvo fue cuando Seguir leyendo “La historia del grand slam Roland Garros”

El crecimiento exponencial de Gasol

El crecimiento exponencial de Gasol

No se puede hacer mucho para aumentar la estatura de un jugador de baloncesto. Eso es una cuestión de evolución de la especie y de las condiciones genéticas del propio individuo.
Pero sí se puede conseguir que sean más fuertes y que salten más. Y no se trata de calzar unas zapatillas de última tecnología. El secreto no es otro que aplicar una preparación física específica que ayude a mejorar el rendimiento.

“A Gasol le decía que había leído en un libro americano una cosa importantísima: ‘Mira, Pau, aquí dice que hay que saltar con las piernas’”, recuerda Pepe Casal, que fue preparador físico del Barça las últimas tres temporadas, alguien que conoce el cuerpo de Gasol como la palma de su mano.
La estrella de la selección de Javier Imbroda ha aprovechado al máximo sus condiciones genéticas (altura, envergadura, inteligencia) y ha mejorado sus prestaciones físicas por medio de un exhaustivo trabajo de pesas que ha aumentado considerablemente su volumen y capacidad muscular. “También fue importante –apunta Toni Tramullas, médico de la sección de baloncesto del Barcelona– corregir un problema de salud que se le detectó hace unos años, un trastorno metabólico relacionado con el hierro que mermaba su rendimiento y que se solucionó con medicamentos y un programa de alimentación.
”Como a la mayoría de los jugadores, a Gasol le costaba trabajar unas cosas más que otras. “En general –explica Pepe Casal– los jugadores tienden a trabajar su tren superior, porque el trabajo de fuerza de piernas es muy fuerte. ” Ese machacón “ Pau, no te olvides de que se salta con las piernas” era la mejor manera de transmitir a Gasol que el trabajo físico es fundamental para mejorar su rendimiento en la pista.
1442778200555
“El gran cambio se produjo cuando los jugadores fueron conscientes de que deben trabajar específicamente la fuerza con dos o tres sesiones semanales de gimnasio, tengan o no competición. Ahora se trabajas series de más calidad, buscando sobretodo la fuerza explosiva”, explica el preparador gallego, que volvió a trabajar en los músculos de Pau cuando éste regresó de la NBA.

Un alud de críticas cayó sobre Manolo Saiz, el director deportivo del equipo ciclista Once, por insinuar que el internacional español podía haberse dopado en la NBA. “Es un jugador de baloncesto que llena diariamente dos páginas en la prensa, y nadie se ha puesto a pensar qué ha pasado con su rendimiento y su cambio fisiológico”, dijo Saiz, que posteriormente aseguró que se le había “malinterpretado”. De ese rendimiento ya se ha dicho todo –el título de “rookie” del año habla por sí solo–, pero¿qué hay de ese cambio fisiológico? No todo ha sido consecuencia de su temporada en Memphis. En él también ha tenido mucho que ver Pepe Casal. “Cuando lo cogí hace tres años, ya integrado en la primera plantilla del Barça, Pau pesaba 91 kilos. Su ganancia en masa muscular, hasta los 111 kilos que pesaba hace un mes, sólo tiene un secreto: darle al hierro. Pesas y gimnasio, nada más. Si de algo estoy absolutamente convencido es de que Gasol no se ha dopado.

”Pepe Casal explica que Gasol no ha hecho en Estados Unidos nada que no hubiera hecho antes en el Barça. “Cuando llegó de la NBA estaba exactamente igual. Se fue allí después de un Campeonato de Europa y durante la temporada sólo pudo hacer trabajo de mantenimiento; en enero y febrero acababa los partidos destrozado. Es imposible muscular en plena competición, con viajes y partidos cada 48 horas. Los profesionales de la NBA realizan ese tipo de entrenamiento entre el final de la temporada y el comienzo de la siguiente.
”Cuando regresó a Barcelona, volvió a ponerse en manos de Pepe Casal. Entonces pesaba 106 kilos y, después de 34 sesiones de entrenamiento, alcanzó los 111 que tiene ahora. Pero, al margen de las pesas y las sesiones de gimnasio, Pepe Casal lo tiene claro: “Con Pau no ha habido ningún milagro. Su boom en la NBA ha estado basado en su gran talento”