Etiqueta: Fútbol

¿Hay que acabar con los empates?

¿Hay que acabar con los empates?

Joseph Blatter, el presidente dela FIFA, ha sugerido acabar con los empates. Su idea es que siempre haya un ganador y un perdedor. Él apuesta por la fórmula de los penaltis. Sin prórrogas ni goles de oro o de plata. Al menos, esto es lo que entendí de una noticia publicada la semana pasada. Lo que no entendí es el ámbito de su propuesta. No sé si se refería a las competiciones que organiza la FIFA o si su deseo es que se aplique en todos los torneos, ligas incluidas.

En este segundo caso, mi rechazo es total. Recuerdo que un día me llamaron de Italia para saber mi opinión. Silvio Berlusconi había propuesto exactamente lo mismo. Daban por hecho que, por mi apuesta del fútbol como espectáculo, aquí estaría en sintonía con el presidente del Milan. Todo lo contrario. Es una estupidez enorme. No cuadra con la mentalidad europea. En EE.UU. ningún deporte acaba en empate. Queremos copiar esto, pero nos olvidamos de algo básico. La forma de ser de cada uno.

El norteamericano es mucho más deportivo que el europeo. Nos gusta ganar como a ellos. Como a todos. La diferencia es que aquí hay pánico a perder. Aquí no podemos vivir sin el empate. Si ganas, perfecto. Si pierdes tienes un problema. Pero si empatas puedes irte a dormir tranquilo.Cuestión de mentalidades. Y de detalles. En EE.UU., por ejemplo, la estrella del equipo contrario siempre es aplaudida. En todos los campos. Nosotros le chillamos.Si el marco de la propuesta de Blatterson los torneos cortos, podemos discutir del tema. ¿Cómo terminamos un partido? El penalti, aunque desagradable, es una opción.

Una vieja fórmula, cierto, pero mejor que las alternativas probadas hasta ahora.Los goles de oro y de plata no han cuajado. Lógico. Ambas soluciones olvidaban algo básico en el fútbol: el resultado y el reloj.El gol de oro mataba directamente la posibilidad de reacción. El gol de plata, si llegaba en el primer tiempo de la prórroga, sólo era una fórmula menos mala que la anterior. “Deberíamos tener la valentía de introducir en cada partido una resolución final”, dice Blatter. La suya son los penaltis tras los 90 minutos reglamentarios. “Y si alguien tiene una idea mejor estoy dispuesto a escucharla”, leo textualmente de la misma noticia. Pues yo tengo una.Los “shoot-outs”. Yo lo probé en mi época de jugador en Estados Unidos. Como los penaltis a la europea, pero más vistosos. Cinco por equipo. Uno contra uno.
cescpenalti--644x362
Arrancas con el balón a 35 yardas -pongamos 30 metros- del portero. A los cinco segundos lo tienes que soltar y marcar. A mí, como futbolista, me gustaba. Y es bastante difícil. El gol no está para nada asegurado.
Es una acción cien por cien futbolística: conducción, dribling,caño, vaselina, chut más pronto o más tarde… libertad absoluta. Haz lo que quieras, pero con límite de tiempo. Cinco segundos. A mí me encantaría ver a Ronaldinho en este tipo de acción. Y a Romário. Y a Ronaldo. Y al resto de “galácticos”. Y a los terrenales más tochos.

Todos,incluso los más limitados, tendrían que espabilarse. ¿Lo probamos?De existir ya los “shoot-outs”, este miércoles y jueves podríamos ver ya algunos. De las cuatro semifinales europeas (Champions y UEFA), tres acabaron con empate a cero en la ida y con aburrimiento máximo para el espectador. Esta semana será distinto… en cuanto caiga el primer gol. Eso es lo bueno de las eliminatorias directas que tanto defiendo. Salvo el Mónaco- Chelsea (3-1) el resto de empates sin goles los atribuyo a lo mismo.
La mayoría delos equipos que accedían a unas semifinales europeas lo hacían por primera vez. Y esa inexperiencia se tradujo en miedo, miedo a perder,más que otra cosa. Yo no sé qué equipos pasarán a la final. Lo que sí intuyo son dos cosas. Eliminatoria abierta en Londres, porque el Chelsea es de los que salen a buscar el partido, y más con el reto deremontar, y especulación inicial en el resto. El primer gol, marque quien lo marque, lo cambiará todo. Pero hasta que este primer gol no llegue, todos irán con el freno de mano.El que pretenda un Deportivo arrollador y descarado como en la anterior eliminatoria ante el Milan se llevará un desengaño. Tras el 4-1 en Italia, el Depor sacó opciones de donde no había atacando y atacando. Total, lo tenía todo perdido. Ahora tiene medio pase ganado… ante un Oporto que siempre marca fuera. Y que si lo hace, te obliga a marcar dos.

En la Copa de la UEFA, tres cuartos delo mismo. De entrada, ni el New castle ni el Olympique de Marsella son equipos ofensivos para esperar cualquier descaro inicial por parte de alguno de ellos. Capítulo aparte puede ser la eliminatoria Valencia-Villarreal. En función de quién y cuándo se marque primero, el partido será uno u otro. Mestalla apunta a partido bueno. El Valencia, por potencial, y jugando encasa, es el indiscutible favorito. Pero jugártela en dos frentes siempre puede pasar factura. Y más ante un rival teóricamente inferior, ilusionado por hacer historia. Y la ilusión también juega y mucho. Y si no, que se lo digan al Alavés de Mané, el año en que llegó a esa apasionante final de la UEFA ante el Liverpool.

Anuncios