El verdadero duelo de la NBA

El verdadero duelo de la NBA

Dos décadas después, los tintes raciales desaparecen del clásico Lakers-Celtics, lo que llevó a reducir éstos prejuicios dentro de la NBA.

En los ochenta, cuando Los Angeles Lakers y Boston Celtics se disputaban la hegemonía del baloncesto profesional norteamericano,los Lakers eran un equipo mayoritariamente negro, mientras que los Celtics eran el equipo blanco por excelencia. Los papeles se han invertido. El jueves empieza la final de la NBA.

Por primera vez en 21 años, se repetirá el Lakers-Celtics. Esta vez, los Lakers son un equipo multicolor:uno de sus puntales es el catalán Pau Gasol. Y los Celtics, antaño acusados de racismo, son el equipo más negro de la liga: los jugadores del cinco inicial, como elentrenador, son afroamericanos.Durante una de las finales delos ochenta, cuando la rivalidad adquiría tintes raciales, el celebrado periodista David Halberstam, que murió el año pasado, escribió que “el tema de la raza y el baloncesto es un campo minado”. Pero añadió: “Es posible que la NBA, de todas las instituciones americanas, sea el mayor escaparate de talento e inteligencia negra”.

En ningún deporte norte americano el predominio negro es tan claro, aunque entre el público dominen los blancos. Que,en la época en que la negra NBA empezó a convertirse en una liga global, uno de los dos equipos de moda fuese prácticamente blanco incomodó a muchos.En 1987, año de la última final Lakers-Celtics, el baloncestista Isiah Thomas, de los Detroit Pistons,sugirió que la estrella de los Celtics, Larry Bird, estaba sobre valorada por ser blanco. Al mismo tiempo, la prensa informaba de casos de bostonianos negros que apoyaban a los Lakers.

racial nba 1

En aquella época, iconos culturales de la america negra como Spike Lee o los raperos de Public Enemy echaron pestes de los Celtics. Ciudad de la aristocracia protestante de la costa Este y de los descendientes de los inmigrantes irlandeses e italianos, Boston ha arrastrado durante décadas la imagen de ciudad hostil a los afroamericanos.Los prejuicios “estaban fundados en la ignorancia”, recordaba recientemente en la publicación ESPN.com el periodista J.A. Adande. El equipo de Boston fue el primero en elegir a un afroamericano en el draft de inicio de temporada y el primero en jugar con un cinco inicial exclusivamente negro.

La estrella de los años sesenta,la época dorada de los Celtics, era otro afroamericano, Bill Russell, que después entrenó al equipo. Como recordaba Adan de,“solamente cuatro entrenadores negros han ganado el campeonato,y dos eran de los Celtics,Russell y K.C. Jones”.Ahora el círculo se cierra. El entrenador de los Celtics, Doc Rivers,es negro, como el trío de ases: Kevin Garnett, Paul Piercey Ray Allen. Los Lakers, en cambio,son una pequeña ONU, reflejo de la transformación que en la última década ha sufrido la NBA,más internacional. La re ediciónde la vieja rivalidad desmiente los prejuicios y sugiere que el color de la piel cada vez importame nos en este escaparate de la vida americana que es la NBA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s